Escaparates

martes, septiembre 29, 2009 en 10:43 p. m.
Paseando por Nancy ... bueno, más bien haciendo tiempo hasta la hora de comer en los RestoU ( comedores universitarios por 2.90), me llamó la atención un escaparate en particular.
No pude evitar acordarme de Granada.

Guille, esto va por tí. En verdad, es sólo una excusa más para que vengas a verme.

Un besote grande !!!

conociendo Nancy

domingo, septiembre 20, 2009 en 10:14 p. m.
Llevo desde que llegué buscando un lugar donde quedarme, y he trotado por todos lados hallando únicamente cansancio y dolor de espalda y de cabeza.
He visto la ciudad francesa sólo de pasada, y era una pena, porque tenía rincones que me pedían que los visitara. Hoy ha sido ese día.

Paúl, Alle y yo hemos cogido nuestra mochila, y hemos andurreado esta mañana y parte de la tarde, aprovechando el buen tiempo.
Alle, como es tán inquieto, se quiso meter por todas partes ... y no pude evitar la tentación de seguirlo con el móvil, in fraganti. La verdad es que es fotogénico.


Esto fue en la plaza Stanislas, en un edificio por dentro.
Pillé a Alle escaleras abajo ... !!







Desde aquí se veía la plaza Stanislas entera, pero a Alle se le quedó el trasero atascado entre la jorja del balcón !!
Pobrecito !! lo que costó sacarlo !!
y cómo se ruborizó cuando los turistas, al pasar, sonreían !!
si es que es más travieso ....


El parque de la Pepinière, que otra cosa no, pero castaños hay unos pocos ... y él se enamoró de toooodas las castañas que estaban en el suelo.
Estaba ahi, tan atontado, que pude tenerlo conmigo un momento.




Aquí tengo poco que decir ...
un primer plano de Alle, jugando en el cesped ... tiraba la bellota y la volvía a coger ... y así una y otra vez ...
Un día se le perderá ... lo estoy viendo.



En el final del trayecto, se sintió como Robin Hood, y cuando pasábamos por los castillos medievales estos, volvía a mirar al horizonte, con su bellota en mano, como metiéndose dentro de una película de animación ...
Alle es genial.

llegada a Nancy III (desenlace)

viernes, septiembre 18, 2009 en 10:10 p. m.
Ante una situación tan espinosa... qué se debería hacer?
me creeríais si os dijese que me fui a su casa?
jajajjaja
voy a contarlo:

- no gracias ... si yo aquí estoy muy bien. - esa fue mi primera respuesta. Estaba cantado.
- de verdad?
- que sí que sí ... ya le digo.
en un principio pareció conforme y se dispuso a entrar en el ascensor ... pero con las mismas se volvió y dijo:
- no, espera, que voy a llamar a mi mujer.
Y ahí los escuchaba a los dos al teléfono ...
(bien !! tiene mujer !! ya elimino algunas de las posibilidades que tenía en mi cabeza a priori)

Ahora lo que me daba era vergüenza ... mira que tener que despertar a su mujer a esas horas !!... pero bueno, ante la insistencia de ambos, y que a pesar de cómo dejé el post anterior entrever, ya lo había fichado yo (era buena gente), acabé yéndome.

Todo lo que diga sobre ellos es poco ... me trataron como una reina.
Nada más llegar, Martine (su mujer), nos dio una especie de .. compota zumo multifrutas, porque decía que las vitaminas eran muy importantes ... bla bla bla (como una madre, igual ...). Me quisieron dar nuevamente de cenar ... .
Nos quedamos hablando en el comedor bastante rato y en frenchinglish !! aunque ella sabía algo de español, porque había estado viviendo en Benalmádena algún tiempo.

Se hizo bastante tarde y ya nos fuimos a dormir.
Qué manta taaaaaaan suave !! y qué calentita!! no esperaba dormir aquel día, y pude hacerlo algunas horas. ¿qué más podía pedir?

A las 5 nos despertamos, porque él me quiso llevar a la estación ( a pesar de haber estado trabajando el día anterior, de acostarnos tan tarde, y de volver a trabajar al día siguiente ).
Me dieron un par de toallas para que puediese usar la ducha si quería, un desayuno riquísimo con café, cereales, zumo y leche ... en fín, como unos padres.
Al llegar a la estación me ayudó a resolver los problemas con los billetes de tren ( porque tenía que hacer transbordo en un pueblo ), y cargó con la maleta a todas partes.

Nos intercambiamos teléfonos, e-mail y dirección postal ( a falta de que yo tuviese una en Nancy), y la promesa de que iría a visitarlos.

Y como guinda final, al llegar a la estación de Nancy, estaba Paúl esperándome con una supercámara de esas que retratan la felicidad. Por eso os dejo esta imagen, para que no os fijeis en las ojeras infinitas y el cansancio de dos días casi sin dormir... sino en el estado de ánimo que realmente llevaba a cuestas.

La historia como veis, no pudo acabar mejor.

P.D: si observais, Alle ( la ardillita ártica) fue testigo en todo momento.

llegada a Nancy II

jueves, septiembre 17, 2009 en 9:46 p. m.
Intenté explicarle al nuevo segurata que estaba esperando a un compañero suyo, pero que no sabía si llegaría a subir o no ... o qué; y en ese momento llegó el primero, esta vez vestido de calle (debía de acabar su turno).
Le explicó al otro mi situación, que debió entenderle mejor que a mí, porque asentía con la cabeza a a sus palabras... y es que se le había ocurrido lo siguiente: podría dormir en el parking de los coches dentro de la cabina de la gente que se dedicaba a vigilar, que estaría por allí trabajando, y de esa manera me aseguraba dos cosas:
- la primera, que esa noche la pasaría en un lugar menos frío.
- la segunda, que podría irme cuando quisiese coger el bus, porque las puertas estaban abiertas.

Sin embargo la ilusión duró poco: sólo había que ver la cara que pusieron los de la consigna aquella cuando el segurata le explicó la idea... Nada, me dijeron que allí no entraba, pero que podía pasar la noche fuera (un recinto entre donde estaban ellos y la calle ... vaya, la entrada); pero al guardia de seguridad que me acompañaba no le hizo demasiada gracia ese desplante y se fue enfadado.
La verdad es que tampoco me importaba... total, pensaba pasar la noche en el aeropuerto, y eso aunque algo más frío, no era lo peor.

Antes de coger el ascensor para irse, Abdou (que así se llamaba), me dijo: puedes quedarte aquí, pero si quieres, también puedes pasar la noche en mi casa.

Abrí los ojos como platos ... ni qué decir tiene todo lo que se me pasó por la cabeza.

llegada a Nancy I

miércoles, septiembre 16, 2009 en 9:37 p. m.
Como a cualquier erasmus ... en el primer viaje de ida siempre tiene que pasar algo; y por supuesto, yo no iba a ser la excepción.

Para hacerse una idea, la noche de antes me acosté bastante tarde preparandolo todo ( sobre las 2.30 de la mañana), y a las 7.30 ya estábamos todos en pie ( toda mi familia) con destino Granada, donde cogería el bus a Madrid. Desde allí algún medio de transporte para ir a la T4 ( por cierto, está genial), donde un avión me llevaría a Luxemburgo. Y en verdad, todo salió a pedir de boca: ni colas, ni sobrepeso, ni demasiado rato esperando ... bien.

Mi llegada a Luxemburgo estaba programada para las 10.30p.m. aproximadamente, y entre recogida de maletas y esas historias ... para las 11 ya me encontraba cenando un buen bocata de jamón que aún me quedaba en el bolso (ñam !!). Acto seguido saqué Tokio Blues, y algunos apuntes de francés para repasar ... pues me pensaba quedar toda la noche allí, ya que a las 5 y pico de la mañana salía un bus con destino la estación de tren (la gare); y es que ya tenía el billete de tren reservado que finalmente me llevaría a Nancy. Yuhu !!

A 15 mitunos para la media noche, un guardia de seguridad se me acerca y me empieza a hablar en un francés fluido de no sabía muy bien qué. Como mi francés era igual que su inglés, acordamos hablar en frenchinglish... y sólo cuando la conversación prosperó entendí que el aeropuerto cerraba a media noche.
-Pero ¿cómo?- pensé- si en Barajas otras veces he podido quedarme una noche entera !!! Eli, joder, te debiste haber informado !!
Mientras pensaba eso debí poner una cara estupefacción absoluta, porque enseguida me preguntó que hacia donde iba y ya le conté la situación.

Mi primera idea fue la de: no pasa nada, cojo el bus y me voy a la gare.
él: es que el último bus ya se fue ...
No pasa nada, cojo un taxi y me voy a la gare ...
él: igualmente no sería buena idea, porque tienes que esperar mucho tiempo y por la noche se llena de drogadictos. A mí no me pasaría nada... (claro, el tío era alto, fuerte ... ), pero tú ... ( que tengo cara de : ehh !! robadme !! que no os voy a hacer nada !!).
Pero bueno, ¿y entonces?
él: bueno, aun faltan unos minutos, puedes quedarte mientras aquí. Ahora subo.

no me lo podía creer ... O_o

no habían pasado 3 minutos desde que se fue, cuando vino otro guardia de seguridad.
la misma historia ... y vueeeelta a explicar, con la diferencia de que éste no tenía ni idea de inglés
snf U_U

Baza - Nancy

martes, septiembre 15, 2009 en 1:40 a. m.
Decidí que me tiraba a la piscina, y al final me he tirado ... ¿ que me aportará la experiencia erasmusera? ... miedo me da, pero os mantendré informados.

Ya sí me voy con la música a otra parte ( y Alle, la ardillita ártica viene conmigo ).
Os echaré de menos U_U



P.D. aunque algunos ya lo habéis hecho, lo vuelvo a repetir: el que quiera alguna postalilla, no tiene más que mandarme un mail y listo....
(Con "y listo" me refiero a cuando me establezca y tal... )

Nos veremos en Nancy, no?

comienza la vuelta atrás

viernes, septiembre 04, 2009 en 1:29 a. m.
Llevo años esperando este momento ...

El verano pasado era seguidora fiel de los divertidos tropezones de mi queridísimo Jonhi ... y ansiaba vivir todo eso ... pero treskyanamente.
Imaginaba ya, incluso, lo que metería en cada uno de los bolsillos de una maleta ficticia .

Y ahora que es mi turno, no me apetece ponerme a ello ... : /