carta a SSMM los RRMM de Oriente

miércoles, diciembre 27, 2006 en 10:14 p. m.
carta


Queridos Reyes Magos: Melchor, Gaspar ( Juan, todos sabemos que eres tu !!) y Baltasar:

Este año he sido una niña muy buena ( en aspectos generales):
He ido a ver a mis padres mínimo una vez al mes, hago intentos de controlar mis agobios (progreso .. progreso .. de hecho tengo actividades nuevas para este año 2007), ya no dejo los platos para fregarlos al día siguiente, y lo he aprobado todo. ( no está mal no ?)

Os escribo ( tanto años escribiendo, ya tuteo y todo .. la confianza da asco ) una carta para pediros algunas cosillas. Como sé que si pido mucho no me traeréis nada, sólo os pediré una cosa a cada uno. Todo lo que queráis añadir vosotros, los recibiré encantada ( si, el carbón también es aprovechable).

A Melchor una cámara digital ( si .. soy cansina .. ya por 4º año consecutivo .. ).
A Gaspar un paraguas decente ( el último lo perdí en alguna parte de la facultad .. pero en general se me rompen al poco tiempo de usarlos ).
A Baltasar un cargador de pilas con sus correspondientes pilas recargables ( mi teclado y ratón las devoran ).

Muchas gracias.

P.D. Sin animo de parecerme a cualquier político, PROMETO limpiar bien mis zapatitos el día 5 por la noche y no acostarme muy tarde.


Besitos,
Eli

canturreando

domingo, diciembre 17, 2006 en 10:45 a. m.
"después de un invierno malo .. y una mala primavera ..
dime por qué estás buscando una lágrima en la arena .. "

(ah no, que aun es otoño)

La jaula

viernes, diciembre 01, 2006 en 10:01 a. m.
"Quiso avanzar, tropezó con una pared invisible. Quiso retroceder, le pasó lo mismo. Palpó arriba, abajo, a los costados: estaba encerrado en una jaula de cristal. Dio golpes sin perder nunca las esperanzas, insistió una y otra vez en el mismo sitio , hasta que sintió un crujido y pudo atravesar la superficie fría con el puño.
Se abrió paso y, por fín salió al exterior. Avanzó feliz, sonriente, libre, pero se dio un frentazo contra una pared invisible. ¡Estaba dentro de una jaula mayor! Pensó, colsolándose: '¡Por lo menos es más grande y está creciendo! ¡Crecerá tanto que un día desaparecerá!' Pero la jaula no crecía: el señor iba empequeñeciendo"




¿Quien no ha sentido ser ese señor alguna vez?

No importa cuantas veces vuelva a releerlo, ni que lo haga cada X tiempo, porque sigo teniendo la sensación de que quedan cristales de mi jaula por romper (¿ llegará un momento en que deje de empequeñecer ?).