creador todopoderoso

sábado, mayo 30, 2009 en 7:34 p. m.
Me pregunto si produciría alguna satisfacción matar al protagonista de mi propia historia.

Los maravillosos editores de textos por suerte permiten escribir, borrar, modificar y volver a rehacer cada paso ...
Pero tengo la sensación de que si escribo un final, ya no podré volver atrás. ¿Y si lo mato de verdad?

¿y si ocurre como en "más extraño que la ficción"?

excesos de ... incoherencia

miércoles, mayo 13, 2009 en 11:34 p. m.
Te pasas toda una vida intentando formarte y hacer ese curso que permite diferenciarte de esos 500 que tienen los mismos méritos que tú...

pero un día te dicen:
-> lo sentimos, exceso de formación

hay que joderse fastidiarse !